¿Dónde va la gente cuando llueve?

No se asusten, no tienen mala suerte, en París llueve un día de cada tres. Sin embargo, son pocas las lluvias fuertes, y por lo general son intermitentes, con lo cual nada impedirá salir a pasear. Sabemos a dónde va la gente cuando llueve y hace frío en la ciudad de las luces y por eso tenemos propuestas diferentes para hacer de su día de lluvia en París una experiencia inolvidable, apta para hacer en familia y alejada de las multitudes. Cafés, libros, museos y pasajes techados: No podemos pedir más.

paris con lluvia y frío

¡Que la lluvia no nos detenga!

Ir a la panadería y tomarse el tiempo para desayunar

Ir a la boulangerie-patisserie en el país de los panificados no tiene precio y es algo que no deberían dejar de hacer si están de paso por París.

Boulangerie parisina

Qué mejor que empezar el día probando alguna nueva viennoiserie. ¿Qué es esto? Un conjunto de productos de panadería hojaldrados: en simples palabras, una bomba de sabor. En Francia el desayuno es dulce. Recomendamos fuertemente el chaussons aux pommes (empanada de hojaldre con manzana) y el pain aux raisins (caracola o rol de pan espiralado con pasas de uva). Quienes prefieran algo más simple y clásico: es infaltable en la mesa el croissant aux amandes (cruasán con almendras). Hay panaderías en todas las calles de París, así que si apenas se levantan ya llueve, no duden agarrar el paraguas y salir a comprar y preparar un gran desayuno mientras leen las siguientes recomendaciones. Dato: buscar las panaderías que tienen cartel de artisan boulanger, así se aseguran que ahí han realizado artesanalmente toda la preparación.

Museos: ¿Cómo elegir a cuál ir?

No hay mejor plan para un día frío y de lluvia en París que ir a un museo. Recomendamos a continuación una serie de espacios que merecen ser visitados y que, en un día de lluvia, no estarán tan llenos de gente como el Museo del Louvre y el Museo de Orsay.

Centre Pompidou

Museo Pompidou de París un día de lluvia
Biblioteca Pompidou de París
Último piso de la biblioteca del Pompidou

A media mañana, con la panza llena y el corazón contento, pueden acercarse al Centre Georges Pompidou, que abre sus puertas a las 11am y probablemente no esté tan concurrido ya que permanece abierto hasta las 21hs. Tiene una colección invaluable de arte moderno. Además cuenta con una vista fantástica de París desde su terraza. Como si esto fuera poco, el edificio en sí vale la visita.

Este emblemático y -por qué no- polémico edificio es fácilmente reconocible desde varios puntos de la ciudad. Se destaca por sus colores y su arquitectura tan distinta a los típicos edificios parisinos. Su característica primordial es la transparencia, sus entrañas están a la vista: instalaciones sanitarias, eléctricas, los tubos de ventilación, los ascensores y la escalera mecánica se ven desde afuera e invitan a su manera a recorrer ese otro interior, el de las salas y espacios como cine, auditorio, tiendas y biblioteca. Esta última merece un punto aparte: allí verán gente que va a investigar en las computadoras de libre acceso y a cientos de estudiantes que acuden para preparar sus exámenes. La biblioteca es muy grande y también ofrece una bonita vista de los edificios que rodean el Pompidou. Como si esto fuera poco, la tienda y la librería del museo son una visita en sí misma. Encontrarán no sólo ediciones fantásticas de libros de arte sino también souvenirs muy particulares.

La entrada al museo y a la vista panorámica es gratuita para los menores de 26 años con pasaporte europeo. Si no entran en esta privilegiada categoría, los tickets cuestan €11 para ingresar a las colecciones permanentes o muestras grandes como la que se exhibe actualmente de Bacon (¡se compran por separado!). Si sólo quieren visitar la terraza y conocer el edificio por dentro sin acceder a las salas, el costo es de €5. La entrada a la vista panorámica es gratuita el primer domingo de cada mes.

Les compartimos este ingenioso video que hicieron desde el Pompidou para promocionarse, está en francés y para poner subtítulos en español deben hacer click en la ruedita de configuración y elegir el idioma.

Explanada del museo Pompidou de París

Recomendamos la app Afluences. En varios puntos de la ciudad hay wifi-gratuito y con esta aplicación pueden saber cuánta demora hay para entrar a ciertos museos.

Petit Palais y Museo de Arte Moderno

Si buscan ir a un museo gratuito el Petit Palais es nuestro preferido. Es el Museo de Bellas Artes de la ciudad, que además de la colección permanente cuenta con exhibiciones temporarias muy interesantes. Además de que el edificio es bellísimo, tiene un muy bonito jardín interior y un café techado. Además, el Museo de Arte Moderno de París es una joya no tan conocida. La entrada a su colección permanente es gratuita y cuenta con quince mil obras que representan el arte de los siglos XX y XXI. Vale la visita, no se arrepentirán.

Orangerie y Jeu de Paume

Por otro lado, si tienen un poco más de presupuesto para invertir en museos, tenemos una combinación que no falla: ir a museo de la Orangerie y al Jeu de Paume. Están uno frente al otro al final del jardín de las Tullerías y ambos tienen hermosas propuestas. Después de visitar la fantástica obra de Monet en la Orangerie, es imperdible para las y los aficionados de la fotografía cruzar al Jeu de Paume.

Museo de la Orangerie en París un día de lluvia
El primer domingo de cada mes, museos como la Orangerie son gratuitos
Monet en el museo, un día de lluvia en París
La atrapante obra de Monet en el Museo de la Orangerie

Estos tres últimos espacios son más bien pequeños y pueden visitarse en media mañana, o complementar entre sí o con otras actividades después del almuerzo. En general los museos permiten el ingreso hasta las cinco o seis de la tarde.

Palacio Garnier

Si bien no es un museo, es uno de los monumentos de París que no pueden dejar de visitar si les interesa la historia y la cultura de este país. El Palacio Garnier, donde funciona la Opera Nacional de París cuenta con visitas guiadas por el edificio que son realmente maravillosas. Lamentablemente son en inglés o francés, si hablan alguno de estos idiomas son muy recomendables. De no ser así se puede hacer una visita libre y acompañar con las audioguías que se alquilan en el interior por €5. Éste es un edificio único en el mundo: sus interiores, decoraciones, murales y su acústica no se han visto en ningún otro lugar.

Almuerzo vegan friendly en Le Bichat

le bichat paris, para comer post museo

Este lugar se ha convertido en uno de nuestros preferidos. El ambiente es descontracturado, las verduras están a la vista en grandes cajones y hay mesas para todos los gustos (comunitarias, individuales y un espacio de mesas bajas con almohadones en el suelo). Además, la atención es muy buena, seguro te recibirán con una sonrisa. Lo más importante: La comida es fresca, utilizan productos de temporada y 100% agroecológicos. ¡El bowl vegano es una delicia! Cuesta €9, si viajan con bajo presupuesto pueden compartirlo ya que es muy generoso o tomar una sopa también deliciosa (€4-5). Hay botellas a la vista para servirse agua y no invertir en bebida. Es importante aclarar que es uno de los pocos lugares de París donde sirven comida a casi toda hora, de corrido, entonces se puede almorzar a las tres o cuatro de la tarde sin problema. Es ideal si la visita al museo se extendió más de lo pensado.

le bichat en Paris, ideal para comer un día de lluvia y frío, después de ir al museo

Libros y cafés

libreria cariño en Paris, ideal para café un día de lluvia

Un nuevo paraíso se ha instalado en el corazón de París: Espace Cariño abrió sus puertas a fines de septiembre de 2019. Atendido por su dueña argentina y marido francés, muestran una pasión enorme por los libros y las infancias. Ideal para pasar un buen rato entre café y literatura. También hay mate y alfajores para calmar la nostalgia o para quienes deseen conocer más sobre las tradiciones gastronómicas de Argentina. Aquí encontrarán libros en español, con lo cual, si ya terminaron el único libro que tenían para el viaje, es parada obligatoria. Por supuesto también hay ediciones en francés e incluso bilingues para quienes deseen aprender el idioma del amor (le français est la langue de l’amooour). ¡Es un paseo ideal para hacer en familia!

Cafés de París: tenemos un artículo dedicado especialmente a nuestros cafés preferidos, podrán verlo haciendo click aquí

Cariño: librería y café en Paris

Galerías encantadoras y pasajes techados, ideal para un día de lluvia

pasaje en Paris un dia de lluvia

París está repleto de pasajes, algunos son más conocidos que otros. Fueron construidos en el Siglo XIX como refugio de la lluvia y aún son ideales para recorrer especialmente en esos días. Nuestros preferidos son el pasaje del Grand Cerf, Galerie Vivienne y Pasaje Molière. La Galerie Vivienne se destaca por su magnífico suelo de mosaicos. Recomendamos especialmente tomarse un rato para ver sus librerías y, por qué no, llevar alguna postal de recuerdo. El pasaje Grand Cerf, por otro lado, es ideal para visitar sus pequeñas boutiques. El Pasaje Molière, que solía ser la entrada de artistas al teatro que le da nombre, es actualmente una pequeña callecita no muy conocida, perfecta para sentarse a tomar una copa de vino.

Recomendamos que vean Zazie dans le métro, una clásica comedia de los ’60 y después contarnos si reconocen alguno de estos lugares.

Paseo en el Metro 6 desde la Torre Eiffel hasta Ground Control

Paris con lluvia - metro 6

Si la lluvia les encuentra paseando por la Torre Eiffel o el Arco de Triunfo pueden tomarse el metro 6 y dar un paseo sobre rieles por la ciudad, con vistas privilegiadas. Desde Trocadero hasta Bir Hakeim disfrutarán de una panorámica espectacular de la Torre Eiffel y el río Sena. Luego recorrerán el residencial distrito 15, donde aún se puede ver la Torre y pasando por Montparnasse verán a la derecha sus típicos cafés. Si miran con atención verán por la ventanilla los fantásticos graffitis entre Place d’Italie y Chevaleret. ¡Todo un paseo por Paris, pagando solamente un ticket de metro! Luego se vuelve a cruzar el Sena, esta vez para llegar hasta Bercy o Duggomier, donde pueden bajar y caminar algunos metros hasta Ground Control. Todo este viaje tiene una duración aproximada de media hora de recorrido total.

Ground Control es un multifacético espacio, ideal para visitar tanto al mediodía como después del atardecer. Emplazado en un antiguo galpón de 6 mil metros cuadrados, ha sido reconvertido en diferentes espacios con foodtrucks, bares, tiendas, escenario para conciertos, videojuegos, emprendimientos, podcasts, talleres, presentaciones de libros y un estudio radial. Ofrece todo tipo de actividades para grandes o para ir en familia. Nuestra recomendación gastronómica: probar el VEG Shawarma con salade fattouch de la Résidence. Gracias al Refugee food festival ciertos restaurantes abren sus puertas temporalmente a diferentes chefs refugiados. Ideal para probar sabores del mundo y colaborar con esta causa.

Después de las 22h el espacio se transforma, hay DJ set y un sector particular enteramente dedicado a bailar: el interior de un avión, donde se propone una experiencia festiva única. Ideal para olvidar que afuera llueve y hace frío y terminar la jornada moviendo el cuerpo.

Link a los mejores bares alternativos de París

¡Lluvia: no te tenemos miedo!

3 comentarios en “Qué hacer en París un día de lluvia”

  1. Una guía inteligente y generosa que da una clara orientación para deleitarse explorando y saboreando París.
    Muchísimas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.